¿Qué es la Ansiedad?

ansiedadLa ansiedad forma parte de la condición humana y sirve para afrontar situaciones de peligro o riesgo. Sin embargo, cuando es demasiado intensa, se convierte en una fuente de sufrimiento que es necesario controlar.

La ansiedad constituye un aspecto normal del estado emocional de los seres humanos. La angustia se define como un afecto similar al miedo pero que, a diferencia de este, no obedece a un estímulo amenazante externo, sino que es vivida como una idea-creencia totalmente imaginativa, por el individuo.

El trastorno de ansiedad generalizada es uno de los trastornos psiquiátricos más comunes; es más frecuente en mujeres y está relacionado con el estrés ambiental crónico. En personas de mayor edad existe una mayor prevalencia de ansiedad grave. Hay una asociación con el ámbito social, y existe una mayor incidencia sobre la población con bajos niveles socioeconómicos.

El síntoma que los pacientes refieren como “sentirse nervioso” es el de mayor frecuencia y gravedad, seguido por “sentirse irritado”; el pánico es más frecuente en mujeres. Los dolores de espalda y cuello y las cefaleas son las afecciones más comunes, seguidas por “cansarse fácilmente” y “sentirse débil”.

La característica esencial de este trastorno es unsentimiento de desazón y desasosiego generalizados y persistentes, que no están referidos a ninguna circunstancia ambiental en particular. Lo más habitual es que el paciente se queje de estar permanentemente nervioso, así como de sentir otros síntomas típicos de la ansiedad como temblores, tensión muscular, exceso de sudoración, mareos y vértigos, taquicardia, y molestias epigástricas.

*CON FRECUENCIA SE MANIFIESTA EL TEMOR A QUE TU MISMO, O TUS SERES QUERIDOS, PODÁIS CONTRAER UNA ENFERMEDAD O SUFRIR UN ACCIDENTE.
Si te sientes identificado, no demores más la búsqueda de ayuda profesional-emocional, individual o en grupo. Reforzarás los mecanismos de defensa, aumentarás la fortaleza del yo, y lograrás utilizar los aspectos emocionalmente correctivos de la relación con el mundo exterior, para lograr una compresión mejor de la naturaleza y de tus propias relaciones personales.


Teresa Pérez Charles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *